Cómo identificar a un falso profeta o maestro

 

En el lenguaje religioso, la persona que tiene la función de intermediario, entre la divinidad y la humanidad, es llamado profeta, ya que esta persona sostiene y afirma haber tenido un contacto personal con un ser sobrenatural o un Dios. Recibiendo de ellos o de él, la misión de llevar sus enseñanzas y revelaciones al resto de los seres humanos. Este término, también es aplicado, a las personas capaces de interpretar señales o predecir con anticipación acontecimientos futuros. La palabra profeta proviene del griego “profetes” que significa portavoz o mensajero.

Cada religión o cultura ha tenido en su historia profetas importantes. En la cultura griega los profetas eran sacerdotes a los que se les llamaba oráculos.

En la religión judío-cristiana se consideran profetas a personajes como Moisés o David en el judaísmo, y dentro del cristianismo a Jesús de Nazaret y Juan el Bautista.

Para el behaísmo han existido diferentes profetas, todos ellos con el fin de predicar un mensaje armonioso, para esta cultura existe un sólo Dios, y cada cierto tiempo este Dios envía un profeta, ellos han sido: Buda, Moisés, Zoroastro, Jesucristo, Mahoma, etc., aún cuando no pertenecen a la misma religión, todos ellos predicaron en el nombre de Dios y se consideran profetas.

Cada religión habla en sus libros sagrados, sobre el peligro de confiar en falsos profetas que predican en nombre de un Dios, pero con un mensaje contrario al descrito en el libro sagrado. Para identificar a estas personas se debe tener un profundo conocimiento sobre lo descrito en los libros sagrados y comparar unas enseñanzas con otras.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Religion
Ultima modificación: 03/12/2013