Cuáles son las causas más comunes de los sudores nocturnos durante el embarazo

Los sudores nocturnos son muy comunes durante el embarazo, sobre todo en el último trimestre. En conjunto con la necesidad de ir al baño más frecuentemente de lo habitual puede ocasionar insomnio por la noche y procurar una mayor irritabilidad y cansancio durante las horas diurnas.

La causa principal de los sudores son los cambios ocasionados por las hormonas durante la formación del feto. El flujo sanguíneo de la futura mamá es más elevado que lo habitual, eso hace que la temperatura corpórea suba.

De aquí el fenómeno de la transpiración aumentada, que es un modo para diminuir la temperatura corpórea. Como los otros síntomas clásicos que se presentan durante el embarazo, los sudores nocturnos desaparecen después del parto y no afectan al bebé. Para limitar la molestia que pueden ocasionar, se recomienda de establecer una buena rutina de higiene del sueño, evitando comidas abundantes por la noche, buscando de relajarse antes de ir a la cama y cuidando que nuestro cuarto sea bien ventilado.

Buenas sugerencias pueden ser tomarse un baño tibio, escuchar música tranquilizante a volumen moderado, dar un paseo en lugares apacibles y tomar una tisana relajadora antes de dormir. Es aconsejable también elegir ropa de noche liviana y de tejido natural, como el algodón, que permite una correcta transpiración de la piel. También para las sábanas son más adecuados tejidos naturales. Bajo ningún concepto se deben tomar somníferos u otros medicamentos que faciliten el sueño sin una prescripción médica, ya que podrían dañar al bebé.

 

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Uncategorized
Ultima modificación: 11/18/2013