Restauración de una obra de arte

Limpieza

El papel se limpia en seco con una goma suave. Las migas se sacan con un pincel después de borrar. También se puede fabricar una bolsa conteniendo migas de goma, para lo cual hay que comprar una goma suave, introducirla en una moledora eléctrica; el molido resultante se pone en una bolsa cerrada de género que deje pasar un poco de miga. Esta técnica permite limpiar muy bien.

Una limpieza en húmedo sólo se puede hacer si se está seguro de que la obra sobre papel no destiñe (grabados, dibujos a tinta, etc.). Haga una prueba en un sitio poco visible con un algodón con agua tibia y luego pase un papel filtro blanco para ver si destiñe. Si su papel filtro se colorea quiere decir que su obra no puede ser lavada. Si sólo se trata de una firma que destiñe, puede fijarla agregando Paraliod al 109r. En el caso de que pueda lavar, llene una gran tina con agua fría, coloque la obra sobre papel encima de un trozo de entretela (el trozo de entretela debe ser un poco más grande que la obra a tratar). Tome la entretela con la obra sobrepuesta y sumérjala en la tina con agua. Para acelerar el proceso puede pasar a la obra un pincel suavemente. Cuando la obra esté limpia, tome la entretela sujetándola con las dos manos por los extremos superiores y levántela. La obra quedará pegada a la entretela. Después ponga el documento boca abajo sobre un papel filtro y retire cuidadosamente la entretela. Deje secar a temperatura ambiente. Por ningún motivo toque la obra húmeda pues se rompe con gran facilidad.

Si la obra es frágil o muy importante, puede neutralizarla sumergiéndola en un baño de agua destilada agregando bórax en proporción de 30 gr por cada 2 litros.

Laminación manual

Pegar trozos rotos o cerrar tajos

Se coloca el grabado al revés encima de una mesa de luz. En el sitio donde el papel está roto ponga debajo un trozo de entretela. Corte a mano una tira de papel de seda japonés para que quede con pelusas. Aplique pegamento (recomiendo Alcasit al 2% en agua) sobre el papel japonés desde el centro hacia afuera y se coloca sobre el tajo. Saqueel sobrantecuidadosamentecon un trocitode entretela. Luegocoloque entretela sobre el tajo y sobre éste un vidrio con una pesa de plomo forrada con lino encima, de modo de hacer presión y que penetre el papel japonés puesto como refuerzo a la obra. Así debe dejarse por unos dos días, después de los cuales se sacan pesa y vidrio, esperando que termine de secarse.

Cómo fabricar esquinas que faltan

Busque primero un trozo de papel que se asemeje al papel original. Con un bisturí chico raspe la orilladelpapelnuevomásomenos 1 cm.Raspe también enelpapel viejo 1 cm en el lugar donde se va a juntar con la parte nueva. Si fuera muy difícil hacer el borde, puede marcar la forma con un lápiz. La ¡untura debe quedar muy bien, evitando la formación de cototos en el lugar de la unión. Los trozos se pegan como se explicó más arriba. Si enciende la mesa de luz podrá ver si calza bien el fallante (si calza mal verá un rayo de luz). Trate de probar estas técnicas antes en un papel ordinario y luego aplíquelas en la restauración de una obra de arte.

Si el tono del papel nuevo no es igual al del antiguo, píntelo con lápices de colores cuidadosamente. Las manchas de agua en un grabado salen con un lavado en agua tibia destilada que no puede durar más de 20 minutos.

Las manchas de hongos se pueden tratar con ácido oxálico al 5%, que es bueno para manchas de oxidación u hongos fuertes. Este ácido sólo se puede aplicar por espacio de unos pocos minutos, después de lo cual la obra debe lavarse muy bien.

Sólo se puede hacer si la obra no es muy acida. Primero se sumerge la obra en una ‘ solución de hipoclorito de sodio al 10% en agua, durante no más de 15 minutos. Luego se enjuaga en agua destilada por 5 minutos, para colocar en un baño de hiposulfito de sodio al 2% en agua que sirve para neutralizar el proceso. Finalmente se enjuaga bien el documento en un balde alargado donde un grifo de agua corriente renueve el agua constantemente. El chorro de agua no puede impactar a la obra de arte. Esto se realiza por 30 minutos.

Todo lo anteriormente detallado se puede efectuar si la obra sobre papel no destiñe. El blanqueado se usó mucho hace un tiempo, pero ahora se usa menos y sólo cuando se desea una hoja blanca por razones estrictamente estéticas. Es preciso trabajar con guantes y delantal, con un reloj cerca que permita controlar los tiempos.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Arte
Ultima modificación: 06/22/2012