Cómo actuar en un derrape inesperado

Por lo general, el derrape en un coche se da cuando las condiciones de los neumáticos no son las mejores y no tienen el suficiente agarre como para mantenerlo unido al camino, pero también puede darse cuando el terreno donde vamos conduciendo es resbaladizo aún con neumáticos en buenas condiciones. Ahora bien, sea cual sea la razón, cuando nos encontremos en esa situación no tendremos mucho tiempo para pensar qué hacer y algunos consejos de manejo defensivo para estos casos pueden ser muy útiles por cierto.

Mantener la calma si bien no es sencillo, es el principal factor para comenzar a dominar la situación que se va a generar como consecuencia del derrape, es decir vamos a ver como el coche comienza a moverse en su parte trasera sin que a priori podamos dominarlo. Luego de habernos calmado, lo primero que debemos hacer es mantener el volante firme ya que cualquier cambio en la dirección de las ruedas delanteras puede llevarnos a un vuelco con las consecuencias que imaginamos. Este es el principal error y créanme que lo digo por experiencia propia, torcer el volante hacia el lugar contrario hacia donde derrapamos es el movimiento menos aconsejable pues terminaremos con las ruedas para arriba.

En segundo lugar, no debemos variar la caja de velocidades hacia punto muerto, ya que el coche quedará sin tracción y las llantas del coche rodarán libremente con lo que perderemos totalmente el mínimo control que hasta ese entonces teníamos del vehículo. Es importante que junto a esto podamos accionar los frenos suavemente intentando volver a colocar el coche en la dirección correcta o sea derecho en el camino por donde veníamos circulando. En los casos en que tengamos tránsito de frente o en el mismo sentido y en la medida de lo posible, tratemos de accionar la bocina del coche avisando que tenemos problemas. Evitaremos seguramente problemas mayores.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Autos
Ultima modificación: 07/17/2012