Cómo conducir en invierno

Esta estación es, sin duda alguna, la que supone tomar más precauciones a la hora de salir a la calle o la carretera pues en ésta aparecen las condiciones del clima más adversas del año, con vientos fuertes, lluvia intensa, nieve o granizo e incluso terrenos con hielo. Si bien algunas de las sugerencias que les vamos a dejar parezcan obvias y dependan del sentido común, no estará de más reiterarlas para tomar total conciencia al momento de tomar el volante de nuestro coche. Aprendamos juntos cómo conducir en invierno de forma segura mediante estos consejos que nos despertarán los sentidos, a la hora de partir en planes de viaje o simplemente en salidas de rutina.

Antes de salir a las calles, es preciso consultar en internet o en la TV acerca de las condiciones del clima en ese momento y los pronósticos que rigen para las siguientes horas de manera de saber de antemano con qué nos vamos a encontrar. La conducción con cierta precaución es necesaria y en este sentido mantener el volante siempre firme y los pies en los pedales en todo momento nos ayudará a estar siempre listos para actuar en situaciones que se presenten de manera brusca e imprevista como por ejemplo en derrapes por causa de nieve, agua o barro o como consecuencia de fuertes ráfagas de viento que el invierno suele presentar.

El hecho de mantener una buena distancia de precaución hacia adelante con el coche que tenemos frente a nosotros es también una buena medida que nos ayudará a evitar accidentes. Asimismo, esto nos permitirá utilizar los frenos suavemente sin tener que hacerlo a fondo lo que nos puede llevar a derrapar y perder el control del coche. En esta época también aparecen bancos de niebla lo que nos dificulta la visión en las carreteras y para ello es aconsejable utilizar los faros de niebla en casos que esta sea muy densa o las luces bajas si no lo es tanto.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Autos
Ultima modificación: 07/17/2012