Cómo acabar con los ojos hinchados

Despertar y enfrentar el espejo a veces significa saber que uno se somete a la primera mala noticia de la mañana. Los ojos hinchados suelen ser uno de los restos que quedan tras un plácido descanso pero es causa suficiente para contrariar sus bondadosos efectos. Para que no vuelva a sucederte, debes considerar que la inflamación ocular se debe la mayoría de las veces a la retención de líquidos.

Si bien es necesario y recomendable beber agua abundantemente durante el día para mantener el cuerpo correctamente hidratado, favoreciendo también la circulación sanguínea y la correcta eliminación de líquidos – que de otro modo el cuerpo tendría a conservar como defensa ante la posterior carencia de los mismos-, no es conveniente hacerlo durante las horas previas al sueño. Durante estas horas, tanto la eliminación de los líquidos como la normal actividad corporal se verán considerablemente reducidas generando su acumulación en áreas como los párpados. Llevar una dieta con altos índices de sal tampoco contribuirá a la correcta eliminación del líquido del cuerpo pero esto se trata más bien de un hábito cuya modificación requiere de mayor constancia y no bastará evitarlo sólo una noche para no levantarse transformado la mañana siguiente.

Si aún así, descuidado y sorpresivamente, te enfrentas una vez más con este problema, lo que debes tener al alcance de tu mano es algo frío que puedas colocar sobre los párpados inflamados, esto es, unas cucharillas de té o una compresa de té verde o de manzanilla que hayas dejado enfriar adecuadamente. El cambio de temperatura favorecerá la circulación sanguínea desinflamando rápidamente la zona. No olvides, de cualquier modo, que el primer paso a dar deber siempre higienizar el área con abundante agua y proteger la piel cubriendo las compresas con telas de texturas suaves y finas.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Belleza
Ultima modificación: 07/20/2012