Cómo cuidar los pies cansados e hinchados

El pie es la extremidad de cualquiera de los dos miembros inferiores el hombre, que sirve para sostener el cuerpo y andar, juegan un rol importante para el organismo pero muchas personas no los valoran.   En conjunto con el tobillo tienen más de veintiséis huesos, treinta y tres articulaciones y más de cien músculos, ligamentos y tendones.

Para mantenerlos en perfectas condiciones y que nos den el soporte que día a día necesitamos, es necesario seguir algunas recomendaciones:

  • Siempre estar pendiente de algún cambio en los pies, cambios en el color o la temperatura de los pies, o en el grosor y color de las uñas, pueden indicar que algo no está bien, los hongos son los causantes de algunas de estas situaciones.
  • Usar zapatos cómodos y a la medida, es preferible comprarlos al final del día, que es cuando los pies están dilatados.  De igual forma comprar el zapato de acuerdo a la actividad que va a realizar.
  • Lavarse los pies diariamente y secarlos bien, en especial entre los dedos, para evitar el desarrollo de bacterias.
  • Proteger sus pies siempre, evitar andar descalzo ya que así puede provocarse heridas o contraer enfermedades.

Si sentimos que nuestros pies, luego de una ardua tarea, están cansados e hinchados, se debe a que la circulación sanguínea no ha estado bien en esta parte del cuerpo, por lo que lo ideal es tratarlos bien y mejorar esta circulación, para esto hacer lo siguiente:

  1. Quitar los zapatos, para descansarlos y que reciban la ventilación que necesitan.
  2. Acostarse y poner los pies hacia arriba sobre la pared, esto ayuda a la circulación, ya que no se recarga toda sobre los pies.
  3. Para las personas que viven cerca de la playa, caminar descalza por la arena de la playa justo cerca de donde comienza el mar, es un buen ejercicio y masaje para los pies.
  4. Colocar una pelota de tenis en el piso y moverla con la planta de los pies.
  5. Intentar agarrar con los dedos de los pies, pueden ser canicas o pelotas pequeñas.
  6. Andar de puntillas por tres minutos, descansar 2 minutos, luego volver de puntillas.
  7. Realizar masajes en los pies, utilizando crema hidratante o aceite de oliva: con las dos manos tomar el pie izquierdo, ubicarse en la parte de abajo de los dedos de los pies y con los dedos pulgares de las manos hacer movimientos circulares.  Luego estire los dedos uno por uno, realice luego movimientos de atrás hacia adelante y viceversa.  Por último masajear desde la punta de los dedos hasta el tobillo, presionando suavemente con los dedos.   Hacerlo en el otro pie.
  8. El masaje también puede realizarse con una infusión de manzanilla

 

Siempre es importante mantener una dieta sana, consumiendo muchas verduras, vegetales y frutas, y tomar ocho vasos de agua al día.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Belleza
Ultima modificación: 06/25/2012