Cómo aplicarse el lápiz de ojos

A la hora de delinear los ojos, existe una amplia variedad de productos en el mercado que te permitirán escoger la opción más práctica para ti. Tienes delineadores en forma de lápiz con texturas de crayón más o menos blandas, delineadores líquidos y líquidos que puedes colocar con un pincel de punta angulada y rígida.

La forma más adecuada de aplicarlos, sea cual fuere el tipo, es posteriormente a la colocación de la base y sombras. Se debe comenzar sujetando el párpado con la yema de los dedos y jalándolo hacia el exterior, de manera que la piel quede completamente extendida. Se coloca la pintura desde el centro del párpado hacia el exterior y luego, en un nuevo paso, desde el lagrimal hacia el centro. Una vez hecho esto, se unifica trazando una línea entera desde el lagrimal hacia el exterior. También puedes aplicar el delineador de la misma manera en la zona inferior del ojo.

Puedes elegir delinear la zona exterior o interior del ojo, según desees agrandar o achicar visualmente el mismo. Además, puedes delinear el ojo completo para dar mayor énfasis a la mirada o sólo desde el centro al exterior para conseguir un maquillaje más liviano. También puedes lograr ojos más achinados delineando todo el ojo y alargando el delineado hacia el exterior, de forma más fina en el interior y engrosando la línea poco a poco, de modo que parezca un punto de fuga surgido en el lagrimal. Si pintas sólo desde el centro al exterior de este mismo modo, conseguirás que tus ojos se vean más separados entre sí. Así, verás que la clave a tener en cuenta para sacar el máximo provecho al delineado es que la oscuridad provoca el efecto de reducir ópticamente la zona.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Belleza
Ultima modificación: 07/20/2012