Cómo cuidar la piel con vitaminas

La piel es el mayor órgano del cuerpo humano, constituye una barrera a agentes externos, contiene los receptores de las sensaciones y regula la temperatura corporal.  Tiene 3 capas: la epidermis, la dermis que contiene los folículos pilosos que es en donde se producen los pelos; y la última capa es la hipodermis.

Las vitaminas son nutrientes que junto con otros elementos nutricionales actúan como catalizadoras de todos los procesos fisiológicos, son imprescindibles para la vida, sin embargo, la mayoría de las vitaminas esenciales no pueden ser elaboradas por el organismo, por lo que este las obtendrá más de la ingesta de una dieta equilibrada de alimentos.

Actualmente, son muchos los productos de belleza que traen incorporadas vitaminas, que protegen la piel y la hacen más saludable, sin embargo, lo mejor siempre es tomarlas y que el organismo las procese de forma natural.

La vitamina A, que es probablemente la más importante, ya que hidrata la piel y hace que esta luzca sana y tersa, las personas con piel seca o problemas de acné deben consumir mucha de esta vitamina.   Como ya hemos escuchado las zanahorias es una fuente rica de vitamina A, además la tienen el pescado, leche, huevos, zanahorias, calabaza, espinaca, hígado, mangos, melones, entre otros.

Aunque esta vitamina no es precisamente para el cuidado de la piel, se ha descubierto que las personas que tienen en la piel un padecimiento llamado rosácea, un aporte extra de Riboflavina o Vitamina B2, puede ayudar a su disminución, se encuentra en la leche, harinas integrales, espinacas, aguacate o palta, entre otros.

La vitamina C ayuda a que la piel produzca colágeno, activa sus defensas y la hace más resistente, además de ayudar a demorar el envejecimiento.   Se encuentra en mayor cantidad en las frutas cítricas: naranjas, limones, toronjas o pomelos, piña o ananá, mandarinas; también se encuentra en el repollo o col, en los kiwis y fresas.

Otra vitamina importante para la piel es la vitamina E, es el antioxidante por excelencia, ayuda a combatir los radicales libres que causan el envejecimiento, por lo que está vitamina regenera la piel y mejora la circulación sanguínea.   Los aceites vegetales, las nueces, cereales integrales, germen de trigo y espinacas, son fuentes de vitamina E.

Estas vitaminas en su conjunto cuidan de la piel, no obstante, estos consejos también son  importantes:

  • descansar ocho horas diarias,
  • no consumir cigarrillos, alcohol,
  • alimentarse sanamente y,
  • tomar ocho vasos de agua al día.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Belleza
Ultima modificación: 06/21/2012