Cómo depilarse el pecho con cera

Básicamente, debes seguir los mismos consejos que te hemos dado para retir el bello de la zona de la espalda. Lo primero que debes saber es que existen varios tipos de cera. Lamentablemente, la variedad no ha podido solucionar lo peor: el dolor que provoca al despegarse de la piel, pero sí los efectos que notamos en ella luego de hacerlo. En principio, puedes encontrar en el mercado ceras a utilizar en frío o en caliente. Estas últimas suelen ser mejores porque el cambio de temperatura favorece la irrigación sanguínea y la apertura de los poros necesaria para que podamos extraer de ella los mejores resultados. La cera de miel es, dentro de las ceras de aplicación en caliente, la que mejores componentes tiene para la piel y la que menos temperatura requiere.

Lo que debes hacer es calentar la cera adecuadamente y colocarla en una breve extensión del pecho a depilar en la misma dirección del crecimiento del bello. Déjala secar solo un instante para que no se resquebraje, respira profundamente y exhala al mismo tiempo que jalas fuerte y rápidamente de uno de los extremos, en dirección contraria al nacimiento del bello. Hacerlo por pasos sólo alargará el sufrimiento empeorando también los resultados.

Ten en cuenta que las primeras veces suelen ser más dolorosas no sólo porque la impresión que genera hacerlo es completamente nueva sino porque cuanto más largo es el bello más dolorosa es su extracción. Deberás esperar aproximadamente veintiún días para realizar un nuevo depilado.

Recuerda que, más allá del método depilación que utilices, lo más importante es siempre retirar el bello jalando secamente y en dirección contraria a su nacimiento. De este modo evitarás la formación de granitos y bellos encarnados.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Belleza
Ultima modificación: 07/20/2012