Cómo disimular un grano inoportuno

Si te levantaste esta mañana y, al mirarte al espejo, notaste que tenías la cara tomada por un indeseable invasor, te daremos la clave para desalojarlo y no tener que quedarte encerrada hasta que decida irse por sí solo. Recuerda que esto suele sucedernos justamente cuando menos lo deseamos porque una de las principales causas de aparición de acné es la actividad nerviosa. Nunca te dejes llevar por ella y recurras desesperadamente a erradicarlo por completo, lo mejor es disimularlo porque las irritaciones o lastimaduras del rostro son aún más difíciles de disimular y llevará días su neutralización con el tono natural de tu piel.

Lo primero que debes hacer es higienizar tu rostro con los productos que utilizas habitualmente. Higieniza con abundante agua tibia, principalmente en la zona del indeseable invasor, limpia, tonifica e hidrata perfectamente toda tu piel. Déjala secar y recuperarse unos instantes y luego coloca una crema antiacné sobre el grano. Si tienes un corrector anteojeras que incluya este producto utilízalo directamente salteando un paso. Si no lo tienes, luego de masajear la zona y dejar secar, cúbrela con crema anteojeras o una base cremosa de un tono más bajo que el de tu piel.

Por último, maquilla con tu base habitual todo el rostro, cuidando de neutralizar el área del grano con este mismo color. Si se encuentra en una zona en la que puedas aplicar rubor, termina este mágico camuflaje aplicando livianamente rubor en polvo con una brocha ancha y, lo mejor que puedes hacer, es olvidar que el grano ha existido. La indiferencia, como al hombre, lo matará y ayudará a que nadie más lo note.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Belleza
Ultima modificación: 07/20/2012