Como fabricar tu propio perfume

De entre todas las manualidades posibles esta es mi preferida, cómo fabricar tu propio perfume. Podría definirla de muchas maneras pero creo que la palabra que mejor se adapta es “perfección”. Para las chicas es importantísimo oler bien siempre y en cualquier circunstancia. Personalmente creo que todas deberíamos llevar un pequeño frasco en el bolso con nuestra fragancia preferida. Decía que esta manualidad es perfecta porque te permite experimentar con los distintos aromas y lo que es aún mejor te cuesta muy muy poco, además de lo original que será tu perfume. A mí me encanta la vainilla así que el perfume que voy a hacer es con esencia de vainilla y jengibre. Animaos, ¡no os arrepentiréis!

¿Qué es lo que vamos a necesitar para realizar esta manualidad?

  • 3 tazas de alcohol
  • 2 cucharadas de agua
  • ¼ de cucharadita de aceite de almendras
  • 3 o 4 gotitas de extracto de vainilla
  • Una cucharadita de raíz de jengibre fresco en rodajas

¿Cuáles son los pasos que vamos a seguir para elaborar este perfume?

En un frasco de vidrio que tenga tapa hermética mezclamos el alcohol con la raíz de jengibre y lo dejamos reposar durante, por lo menos, ocho días en un lugar fresco y seco. Transcurrido este tiempo, colamos la mezcla para eliminar los posibles restos de jengibre que hayan quedado en el alcohol y añadimos el extracto de vainilla, el agua y el aceite de almendras.

Lo último que tenemos que hacer es verter la mezcla a un tarro de vidrio con dosificador para que su aplicación nos resulte más fácil.

Ya tenemos listo el perfume que podremos usar en las zonas del cuerpo que más nos gusten: el cuello, las muñecas o detrás de las orejas.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Belleza
Ultima modificación: 07/17/2012