Cómo funciona la oxigenoterapia

La oxigenoterapia es un tratamiento de rejuvenecimiento cutáneo relativamente nuevo que está basado en la regeneración celular mediante el aporte de niveles de oxígenos de concentración mayor a la contenida en el aire ambiental, mezcladas con niveles de ozono que favorecen la limpieza profunda de los tejidos.

La carencia de oxígeno en la piel favorece el envejecimiento cutáneo de modo que, este tratamiento, persigue justamente el objetivo contrario. El oxígeno actúa en profundidad atravesando la epidermis logrando estimular la irrigación sanguínea y la producción de colágeno necesarias para prevenir y tratar arrugas, aporta mayor humedad a la piel, reduciendo los poros y otorgando al cutis mayor firmeza y elasticidad. Además, al estimular la irrigación sanguínea promueve al mejor tránsito futuro del oxígeno contenido en la sangre.

El tratamiento puede ser realizado de dos maneras diversas cuya elección no altera radicalmente los resultados obtenidos, se trata de la aplicación por inhalación o por aproximación del oxígeno liberado mediante sueros sobre la superficie de la piel a tratar. Gracias a sus maravillosas y naturales cualidades reparadoras, esta nueva técnica de belleza puede ser aplicada no sólo en el rostro sino en cualquier zona corporal, convirtiéndose en la opción adecuada para aquellos tipos de piel que presenten afecciones como arrugas, acné y celulitis.

Se trata de una técnica de tratamiento estético que ha sido rápidamente aceptada en el mercado, por lo que son muchos los centros de estética que ya han comenzado a implementarla por ser altamente efectiva, a la vez que poco invasiva y drástica como pueden resultar los tratamientos que requieren intervenciones quirúrgicas.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Belleza
Ultima modificación: 07/20/2012