Cómo quitar las manchas de las axilas

La axila se encuentra debajo de la unión del hombro y el brazo,  a partir de la adolescencia aquí crecen vellos o pelos, debido al sudor esta zona es propensa a tener mal olor.  La piel de esta zona es muy delicada y tiende a resecarse y oscurecerse

Porque aparecen estas manchas, puede ser por varias razones:

  • Metabólicas: tienen que ver con el sobrepeso o los niveles hormonales
  • Hereditarios: miembros de la familia también tienen manchas oscuras, esto es debido a que  acumulan más células muertas en esta zona que otras personas.  Por otro lado, otro factor genético es el color de la piel.
  • Uso de desodorantes o productos abrasivos para la depilación, que solo irritan y manchan esta zona
  • Hiperpigmentación de la zona
  • Vivir en lugares cálidos en los que se tenga que exponer mucho al sol, o simplemente exponerse mucho al sol

Para eliminar estas manchas, es necesario considerar una serie de recomendaciones:

  1. Mantener una buena higiene en la zona, durante la ducha lavarlas bien con un jabón neutro y secarlas bien.
  2. Aplicar desodorantes que contenga poco o nada de alcohol.
  3. Utilizar productos neutros para la depilación.
  4. Realizar una exfoliación en la zona, para eliminar residuos y células muertas que se hayan acumulado, esta se puede hacer una vez cada quince días.
  5. Mantener una dieta saludable, procurando comer muchas frutas, verduras y vegetales.
  6. Consumir al menos 2 litros de agua diarios.

Algunos remedios naturales que se pueden utilizar:

  • Antes de la ducha aplicar bicarbonato de sodio con una esponja suave, frotar suavemente y dejar por 3 minutos, quitar durante la ducha, recordando utilizar un jabón neutro.
  • Poner una rodaja de cebolla o papa, la que previamente se ha remojado con limón, en cada una de las axilas, dejar reposar por 5 minutos, luego lavarla suavemente con jabón neutro.
  • Antes de dormir frotarse limón en cada axila, retirar al día siguiente durante la ducha.
  • Elaborar un exfoliante natural de yogurt: mezclar 2 cucharadas de yogurt natural con 1 de avena, aplicar realizando suaves masajes, dejarla reposar por 5 minutos y luego retirarla con agua tibia.
  • Aplicar antes de dormir, con un algodón, agua oxigenada, retirar por las mañanas con la ducha.
  • Mezclar bien el jugo de medio limón, una cucharada de miel y dos cucharadas de avena, esto formará una pasta que deberá aplicarse con movimientos circulares en las axilas, se deja por cinco minutos y se retira con abundante agua tibia.  Hacerlo dos veces por semana.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Belleza
Ultima modificación: 06/21/2012