Cómo tratar la celulitis después del parto

Si el parto ha dejado en tu cuerpo algunas marcas indeseables tan notables que te impiden mantener tus ojos en disfrutar la inigualable experiencia de la maternidad, haces bien en preocuparte a tiempo porque el tratamiento adecuado puede ayudarte a minimizar esta molestia y prevenir otras futuras.

El embarazo suele traer aparejados muchas alteraciones internas que se advierten en signos visibles del cuerpo como el exceso de peso y la retención de líquidos. Para empezar a tomar cartas sobre el asunto, lo conveniente en principio es aumentar los cuidados por tener una dieta saludable, buenos hábitos de ejercicio corporal, consumo adecuado de agua y, aunque cueste, descansar tan adecuadamente como posible.

La alteración de los niveles de actividad endocrina generados, entre otras causas, por el embarazo, es una de las principales razones de la aparición o agravamiento de celulitis. El exceso de líquido corporal restante convierte en una necesidad su solución no por ser antiestético sino, principalmente, porque puede llegar a ser una importante fuente de molestias. La práctica de masajes linfáticos que permiten reactivar la circulación sanguínea y el correcto drenaje del líquido corporal sobrante.

Si bien existe una amplia gama de productos en el mercado que pueden ayudarte a solucionarlo por ti misma si aprendes las técnicas de colocación, cuando se trata de un caso agudo es conveniente recurrir a un especialista en este tipo de tratamientos. Existen procedimientos específicamente diseñados para los efectos causados por tan particular proceso hormonal. Éstos cuentan con los productos adecuados para dar al tratamiento la intensidad que requiera y con los estudios previos adecuados para averiguar cuál es la gravedad real de tu problema.

 

 

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Belleza
Ultima modificación: 07/20/2012