Como elegir los muebles de mi casa

¿Está pensando en comprar muebles nuevos? Pues tenga en cuenta algunos detalles cuando vaya a la tienda a escogerlos.

Como elegir

  • Lo primero es hacer un cálculo, no solamente en relación al precio de los muebles y el presupuesto de que dispo­ne, sino también acerca del espacio que tiene para colocarlos. Si su casa es pe­queña, decídase por los estilos sencillos y no acumule las piezas. A casas o habi­taciones grandes, corresponden juegos de muebles más voluminosos o con mayor número de piezas.
  • ¿Ya hizo sus cálculos en relación al tamaño de mueble que necesita? ¡Muy bien! Pero hay algo más. Por ejemplo, observe el ambiente general de la casa, y trate de contestar las siguientes pregun­tas.- ¿Cuántas personas viven allí, y cómo son sus costumbres? ¿Cuáles son los si­tios de más tráfico, y cuáles los más aislados? ¿Es informal el estilo de vida, o ceremonioso? ¿Necesita muebles emi­nentemente prácticos, o quiere algunos con una función sólo decorativa? Las res­puestas a estas preguntas, y a otras pare­cidas, le darán la clave del tipo de mue­ble que debe comprar.
  • Si necesita utilizar una habitación pa­ra distintas actividades, debe amueblar­la en la forma apropiada. Por ejemplo, si en lugar de un sofá regular compra un sofá cama para esa minúscula salita de estar, puede transformarla en un dormi­torio extra en caso de necesidad. Y si coloca en un rincón un escritorio, aunque sea bien pequeño, podrá utilizarla tam­bién como cuarto de estudio.
  • En cuanto a los colores ¡cuidado! Ese tono melocotón de la tapicería, que se ve precioso en la tienda, puede no combinar bien con la pintura de las paredes de su casa o con el color del piso. A no ser que piense hacer una renovación completa de la casa, escoja muebles que hagan juego con el colorido que ya existe. Otra cosa que debe tener en cuenta es la luz. Recuerde que las tonalidades se ven di­ferentes en una habitación bien ilumina­da que en una más bien oscura.
  • No compre el primer juego de muebles que le guste. Visite varias tiendas para que pueda comparar la apariencia, el precio y la calidad. Y antes de salir de compras, prepare una lista de preguntas para el vendedor ¡y no tenga miedo de nacerlas! Averigüe, por ejemplo, cuál es la mejor forma de limpiar la tapicería o la cubierta de los muebles, la garantía que ofrece la tienda o el fabricante, el cargo extra que se cobra por la entrega, etc.
  • Una vez que haya encontrado el juego de muebles que quiere, conviene que no lo compre antes de hacer algunas indaga­ciones. Recuerde que los muebles repre­sentan una buena inversión de dinero, y que antes de adquirirlos debe asegurarse de su calidad. Fíjese, por ejemplo, en los siguientes puntos.
  • Las distintas secciones del mueble de­ben estar bien unidas y seguras, de ma­nera que la pieza tenga estabilidad.
  • Cuando compre una cómoda o una mesa, coloque una mano sobre ella y trate de “mecerla”. ¿Permanece rígida y firme? Probablemente sea de buena cali­dad. ¿Se mueve bajo la presión de su mano? Es mejor que lo piense dos veces antes de llevarla.
  • No es preciso que las partes menos expuestas del mueble sean exactamente iguales que las visibles, pero asegúrese

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Casa
Ultima modificación: 06/22/2012