Cómo regar el jardín de su casa

Regar un jardín no siempre es fácil. Hay una técnica, que depende en parte del clima y del tipo de planta, y que sólo la práctica puede enseñar a la perfección. No obstante, conocer ciertos detalles puede ayudar mucho, sobre todo si se tiene poca experiencia en la jardinería. Por ejemplo, en los meses más cálidos del verano, la humedad se evapora con mucha rapidez y probablemente tenga que regar a diario (o tal vez dos veces al día, por la mañana y por la tarde) para que el terreno no se reseque. Pero ¡cuidado! No riegue tanto que quede un charco de agua alrededor de las plantas.

Trate de regar siempre por la mañana. Esto es conveniente por dos razones. En primer lugar, porque si riega durante la parte más calurosa del día o cuando el sol está más fuerte, es probable que las hojas se quemen. En segundo, porque si deja el riego para por la tarde (cuando la temperatura ya ha refrescado), las hojas pueden pasar la noche mojadas, y esto las hace más propensas a adquirir enfer¬medades de hongos.

Recuerde que las plantas necesitan un riego más frecuente y abundante en el verano que en el invierno. Y empaparlas bien cada cierto tiempo, junto con el terreno en que están sembradas, es una medida muy recomendable.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Casa
Ultima modificación: 06/22/2012