Consejos para limpiar su hogar

Todo luce mejor cuando está limpio y reluciente. Eso es coso sabida… como lo es también el hecho de que a nadie le gusta pasarse horas limpiando y restregando. Aun asi, es un “mal necesario”. Para usted, a cargo de la limpieza “oficial” de su hogar, traemos trucos y secretos para hacerla mejor y más rápido.

Consejos

Paredes

  • Si la pared que quiere limpiar es muy grande, trabaje de abajo hacia arriba. Asi el agua no chorrea y mancha o llena de vetas la parte inferior de la pared. Si prefiere trabajar en sentido contrario, o sea, de arriba hacia abajo, limpie porcio­nes pequeñas, enjuagando y secando rá­pidamente para evitar que el agua corra.
  • Para facilitar el lavado de las paredes y techos pintados, utilice un rodillo (de los que se usan para pintar), mojado en agua tibia y detergente líquido. Se enjuaga con una esponja y agua limpia.
  • Antes de limpiar una pared empapela­da, cerciórese de que el papel es lavable. Para ello, pruebe en un área pequeña y poco visible. Si el papel es sensible al agua, la absorberá inmediatamente. El papel que se daña con el agua se limpia con migas grandes de pan semiviejo, fro­tando con ellas el área manchada. El tipo de papel que está protegido con una capa plástica, repele la humedad y se puede limpiar con agua y jabón. Seque bien el papel con una toalla limpia.
  • Para quitar la grasa de una pared em­ papelada, haga lo siguiente, unte un poco de talco sobre la mancha con una mota de algodón. Espere unos 10 minu­tos hasta que el talco absorba la grasa y elimínelo con un cepillo de cerdas duras.

Muebles y superficies de madera

  • Si la madera está barnizada, se limpia con cera líquida o pastosa. Si está pinta da, límpiela con agua y jabón.

La platería

  • En caso de que no tenga o se le acabe el lustrador de plata comercial, pruebe lo siguiente: sumerja los objetos de plata durante una hora, en agua donde se hayan hervido previamente varias papas. Luego séquelos completamente y fróte los con un paño o gamuza suave.

El aluminio

  • Se friega bien con una solución de agua y bórax al 3%, a la que se le agregan unas gotas de amoníaco. El horno: Déjelo calentar por unos minutos. Mientras tanto, prepare una mezcla de vinagre y agua caliente a partes iguales. Frote el horno con la mezcla anterior y quedará completamente limpio. Enjua gue bien ¡y listo!

Los objetos de hule

  • Páseles un paño mojado con agua ca liente. Déjelos secar y luego frótelos con un paño mojado con leche caliente. Por último, enjuagúelos y séquelos.

Las alfombras

  • Mezcle medio balde de agua fría con dos cucharadas de amoniaco. Frote la alfombra con un paño mojado en la solu ción anterior. Además de quitar las man chas, reaviva el color.

Las sillas de cuero

  • Se friegan con clara de huevo batida y luego se frotan con una gamuza. Los objetos de mimbre: • Se limpian primero con una mezcla de agua y sal (o agua y detergente) y des pués, se ponen a secar al sol.

La madera laqueada

  • Se frota la superficie con un lienzo fino, mojado en agua jabonosa y, a conti nuación, se seca suavemente.

Los marcos dorados

  • Prepare una mezcla hecha de cerveza, clara de huevo y lavandina. Primero se cepilla el marco suavemente y con un pincel pequeño se aplica la mezcla. Se que con una franela.

El mármol

  • Primero, se pasa la pulpa de un limón sobre el mármol y se enjuaga bien con agua. Luego, se pasa un paño humedeci do en aceite de oliva.

Los azulejos

  • Si están manchados de moho, prepare una solución limpiadora de este modo: diluya 3 cucharaditas de cloro en 1 litro de agua tibia. Remoje con ella los azulejos y deje que la mezcla “trabaje” durante una hora. Pasado ese tiempo, frótelos y enjuagúelos como de costumbre,
  • Si los azulejos se mancharon con té o café, se limpian con agua oxigenada (diluida en un poco de agua). Si la mancha persiste, utilice agua oxigenada pura. Las manchas de yodo o de moras, desaparecen con amoniaco. Para evitar que los vidrios se empañen:
  • Se frotan con una mezcla compuesta de 25 g de glicerina y 975 g de alcohol. Para eliminar manchas de hierro de una tela blanca: Moje las manchas con jugo de limón, vierta un puñado de sal y ponga a secar al sol. Casi siempre es necesario repetir la operación para que la mancha desapa rezca completamente. Para eliminar los arañazos en los muebles. Se quitan pasando por la superficie dañada un paño áspero impregnado de aceite de linaza. Deje que la madera absorba bien el aceite. Repita esta opera ción varias veces y luego lustre el área con un paño seco.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Casa
Ultima modificación: 06/22/2012