Consejos para ser un buen doblador de voces

Un buen doblador de voces necesita una buena voz y aquí influyen factores genéticos, pero además de tener un buen instrumento debe aprender a usarlo. Para esto existen cursos que enseñan los conocimientos técnicos necesarios para ser un buen actor de doblaje. Estos cursos se imparten en escuelas especializadas. Asegúrate antes de matricularte de que el centro está acreditado por el Ministerio de Educación o por la Consejería de Educación de la autonomía en la que te encuentres.

Para ser un buen doblador de voces no basta con tener una voz bonita o agradable. Un doblador no tiene por qué ser un buen imitador de voces, pero debe saber jugar con su instrumento vocal. Un actor de doblaje debe saber interpretar con su voz, así que practica leyendo textos y dándoles la entonación adecuada. Muchos de los dobladores tienen un pasado como actor de teatro, si no es tu caso deberás preparte a conciencia, porque la competencia será difícil.

Entrénate para hablar con un acento neutro mejorando tu dicción. También tienes que aprender a controlar tu respiración y entrenar tus músculos faciales, así como aprender a mantener el ritmo para poder transmitir la incertidumbre u otros sentimientos al espectador.

Cuida tu voz, no grites ni fuerces tu garganta. Para trabajar con tu voz tendrás que aprender a mantener descansadas tus cuerdas vocales. No debes exponerla a ambientes agresivos que dañen su textura.

Para practicar, memoriza las frases de anuncios conocidos y ensaya con el tono adecuado. Puedes también grabarte haciéndolo y después escucharte. Así sabrás cuándo es el momento de empezar a hacer castings.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Cine
Ultima modificación: 07/12/2012