Ocho y medio: el cine dentro del cine de Fellini

Película imprescindible de ver para todo aquel que se considera amante del cine. Esta película que debería haberse titulado La bella confussione fue titulada finalmente como ocho y medio porque es el número que ocupada dentro de su filmografía.

Esta película es una de las grandes porque recrea la historia del cine dentro del cine. Es un viaje a la mente del propio Fellini bajo el su alter ego de la película Guido Anselmi, el cual se halla en una profunda crisis creativa. La vida de Guido Anselmi se esta desplomando, todo su alrededor empieza a no cobrar sentido y desemboca en una gran obra de arte cinematográfica.

La película es de una exquisita belleza fotográfica en blanco y negro. La banda sonora es sublime en la que podemos encontrar piezas de Wagner o Tchaikovski. Es por eso que todo en su conjunto puede hacernos tener miedo de realizar nuestra propia valoración sobre la película.

Ocho y medio es por tanto una película de las que se tienen que ver tranquilo para poder llegar a captar la empatía con el director de cine ante la presión por la crisis creativa. De poder desgranar todo el lenguaje oculto que tiene que ver con el proceso creativo de la película y la angustia de verse incapaz de poderlo realizar. Es decir, es una película para pensar sobre todo su contenido ya que Fellini crea un trasfondo filosófico carente de la acción a la que estamos acostumbrados en el cine moderno.

Recuerda que aunque sea considerada una de las grandes películas de la historia del cine no tiene porque gustarte, pues el cine la ventaja que tiene es transmitir emociones.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Cine
Ultima modificación: 03/04/2013