Aprende a hacer un café irlandés

En la modalidad que se conoce en todo el mundo (con whisky irlandés, nata, azúcar y café), se atribuye a Jack Koeppler la invención de esta bebida, allá por 1952, en el club Buena Vista de San Francisco (EE.UU). La historia cuenta que se le ocurrió cuando quiso preparar una variación de unas bebidas calientes para viajeros cuyo nombre genérico era hot toddy en honor del reportero Stanton Delaplane, que venía de viaje. Estas eran las bebidas que les daban tradicionalmente a quienes aterrizaban en Foynes (Irlanda) para hacerles entrar en calor. Algunos opinan que esta creación fue la precursora de lo que dos décadas más tarde se vendió comercialmente como Bayley’s, que también lleva whisky, café y crema. Pero veamos cómo se prepara en casa esta deliciosa bebida tonificante (y rica en calorías).

Ingredientes:

  • 40 cl de café
  • 5 cucharadas de whisky irlandés
  • 5 cucharadas de azúcar moreno
  • Nata líquida
  • 1 pizca de café molido en polvo

Preparación:

Quema el whisky mezclado con el azúcar moreno. Luego, con una cuchara, vierte la mezcla en un vaso de cristal especial para café irlandés. Lentamente, vete escanciando el café por las paredes del vaso, procurando que no se mezcle. Por último, con la cuchara, ve cubriendo con la nata despacio, para que quede toda en la parte de arriba. Como colofón, decora poniendo encima de la capa de nata una pizca de café molido.

A pesar de haberlo quemado previamente, seguirá quedando una cantidad de alcohol en el vaso, así que un consejo: ten cuidado con el vapor que desprende que, debido al calor, podría de nuevo inflamarse.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Cocina
Ultima modificación: 07/23/2012