Cómo cocer unos langostinos

Aunque parezca fácil, cocer unos langostinos para que queden perfectos requiere algo de pericia. Y es que si los cueces demasiado tiempo quedarán duros y sin sabor, y si no los cueces el tiempo suficiente, tu intestino sufrirá las consecuencias. Una vez te desvelemos los trucos necesarios, no tendrás problemas en conseguir unos langostinos perfectos que podrás añadir en ensaladas, canapés y aperitivos para tus fiestas.

Ingredientes (para 4 personas):

  • 500 gr de langostinos frescos.
  • 1 hoja de laurel (opcional).
  • Agua abundante.
  • Sal marina.
  • Cubitos de hielo.

Preparación:

Pon a calentar el agua y el laurel sin sal en una olla grande. Mientras tanto, prepara en un bol agua fría, cubitos de hielo y sal marina, y mézclalo bien. Esto servirá para cortar la cocción de los langostinos en cuanto los saques de la olla de agua hirviendo, y así conseguir que te queden jugosos y en su punto. Además, la carne se contraerá de repente y se despegará de la cáscara, lo que hará que sea más fácil pelarlos.

Cuando el agua esté hirviendo, echa los langostinos y espera a que el agua vuelva a hervir. Verás cómo los langostinos van cambiado de color y se van poniendo rosados. 

Cuando el agua hierva otra vez, saca los langostinos con una espumadera y échalos en el bol con agua y hielo. Déjalos el tiempo suficiente para que se enfríen, ¡pero no te olvides de sacarlos! No quieres unos langostinos congelados.

Recuerda que el caldo de cocer los langostinos se puede reaprovechar para hacer paellas, arroces o caldos de pescado.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Cocina
Ultima modificación: 07/23/2012