Como cocinar el pollo

La carne de pollo es una de las que más facilidades tiene para cocinarse dada su versatilidad. En este artículo le diremos algunas formas para sacarle el máximo jugo a esta magnífica carne.

Según el peso del pollo se puede preparar de diferente manera. Si el pollo pesa alrededor de dos kilos son idóneos para trocearlos en piezas pequeñas y prepararlos en guisos. Si pesan más de dos kilos serán ideales para filetear así como para ser preparados al horno. Por el contrario si los pollos pesan menos de dos kilos serán ideales para asarlos o prepararlos con salsas y fritos.

Como hemos podido comprobar con el pollo se pueden realizar todos los tipos de cocina y además es compatible con la mayoría de ingredientes pues combina perfectamente con los sabores. Otra de las ventajas de cocinar el pollo es que en poco tiempo se puede tener preparado un plato exquisito.

Si vamos a preparar un cocido o una sopa se realizará la ebullición del pollo en el caldo siempre a fuego lento para lograr que el caldo obtenga todo el sabor de la carne. Este método al realizarse a fuego lento requiere una cocción prolongada.

Si por el contrario cocinaremos el pollo de forma fileteada (plancha, sartén…) la carne de pollo estará en su punto cuando veamos que esté dorada y haya terminado por desaparecer la tonalidad roja en las zonas situadas al lado de los huesos.

Por último existe una forma mixta de cocción del pollo en la que primero se cocina el pollo como si de un filete se tratara y cuando esta a medio cocer se le añade una salsa de nuestro gusto para luego subirla con un poco de vino y otra salsa.

Además el pollo a día de hoy no es muy caro por lo que podemos experimentar nosotros mismos en la cocina y encontrar el sabor que más nos agrade. ¡Bon appétit!

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Cocina
Ultima modificación: 08/06/2012