Como cocinar saltamontes

Una de los costumbres más extendidas en la cocina oriental, africana o latino americana es cocinar insectos, entre ellos podemos encontrar los saltamontes. En este artículo te describiremos la mejor forma para que puedas cocinar el saltamontes si te sientes animado a probar nuevos sabores.

A pesar de su aspecto y apariencia desde el punto de vista occidental, los saltamontes son una fuente muy importante de proteínas, minerales y vitaminas y poco a poco se van abriendo paso en las cocinas de Europa.

Las formas para cocinar los saltamontes son diversas. Si somos atrevidos podemos comerlos en su estado natural o crudos. De lo contrario podremos cocinarlos. En su elaboración, como norma general para cocinarlos deberemos cocinarlos a fuego lento y durante bastante tiempo. También deberemos enfriarlos o congelarlos previamente para poder cocinarlos y manipularlos si no queremos que anden correteando por la cocina y estén más tiempo fuera del fuego que dentro de él. Otra forma de cocinarlos es directamente en aceite (freír) para luego adobarlos con especies.

Si a pesar de todo esto te sigue chocando el aspecto del saltamontes y deseas probar su sabor, existe otra forma de cocinarlo que mantendrá todas sus propiedades y que pasara el visto bueno de tus ojos.

El método del que te hablamos es cocinar el saltamontes a fuego vivo hasta que esté bien crujiente para luego reducirlo a polvo con un mortero. De esta forma podremos añadir el saltamontes a nuestros caldos o sopas sin tener problemas de reparo.

Así que ya sabes si deseas probar sabores nuevos ya tienes una forma de cocinar saltamontes que evitará que tengas reparos por su aspecto y además esta misma forma de cocinar la podemos aplicar a orugas y gusanos por lo que poco a poco podrás ir ampliando platos a tus recetas.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Cocina
Ultima modificación: 08/06/2012