Cómo cocinar un asado

La carne asada es una de las técnicas más antiguas para cocinar todo tipo de carnes y una de las más utilizadas por todas las sociedades del mundo. Consiste en colocar la carne en un soporte, por ejemplo una parrilla, que se coloca muy cerca del fuego, de las brasas o en la actualidad, de las fuentes de calor de los hornos. Aunque es un modo muy lento de cocinar la carne, también es uno de los métodos preferidos por niños y adultos, ya que la carne queda crujiente y dorada en el exterior pero sabrosa y tierna en el interior. Puede asar cualquier tipo de carne, cordero, aves, res, cerdo, también pescados y verduras. ¿Quiere conocer algunos trucos para realizar un asado apetitoso?

Para la carne asada, utilice carne a temperatura ambiente, no congelada. Uno de los consejos principales a la hora de preparar un asado es dejar la carne en el soporte sin manipularla constantemente, mueva los trozos de carne solo cuando sea necesario para darle la vuelta y que se haga por el otro lado.

Otro consejo importante para que la carne tenga un sabor más intenso y especial consiste en marinarla antes de ponerla a cocinar. Puede condimentar la carne como desee: salsa barbacoa, miel, aceite de oliva o jugos de limón y naranjas.

Para el pescado asado, es muy importante controlar el calor, que debe ser inferior al calor para asados de carne, ya que la carne de pescado es menos resistente y puede deshacerse con facilidad. Un truco para evitar que el pescado se pegue al soporte es marinarlo en aceite de oliva o untar el soporte con aceite.

No todos los pescados son aptos para asar, utilice pescados cuya carne es más firme como caballas, sardinas, salmón, etc.

También puede adquirir recipientes especiales para cocinar asados de pescado que evitarán que se peguen o se deshagan.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Cocina
Ultima modificación: 06/26/2012