Cómo comer con palillos

Como a todo el mundo, seguro que se te resisten las habilidades manuales la primera vez que las intentas. Si vas por primera vez a un restaurante chino, coreano o japonés, no es extraño que se te resista agarrar lo que te espera en el plato usando los tradicionales palillos. Pero para solucionarlo, te vamos a explicar cómo se usan en cómodos pasos.

Sostén los palillos con tu mano predominante, no necesariamente la derecha, y coloca el extremo grueso de uno de los palillos en el hueco que se forma entre la palma de la mano y la base del dedo pulgar. Con el dedo anular, sujeta la parte media del palillo para que no se caiga. Baja el dedo pulgar mientras haces fuerza hacia arriba con en anular, de modo que formes una pinza y el palillo ya no se caiga. Ahora el palillo estará inmóvil y completamente fijo.

Con ayuda de la otra mano, colócate el segundo palillo para agarrarlo entre las yemas de los dedos índice y corazón y la punta del pulgar, sujetándolo como si fuera un lápiz. Los extremos de ambos palillos tienen que quedar a la misma altura (que ninguno sobresalga más que el otro). El palillo superior será la parte móvil y el palillo inferior la parte estable.

Con el palillo superior, el que agarras como un lápiz, haz movimientos arriba y abajo para aproximarlo y separarlo del palillo inferior. Así puedes sostener, como si fuera una pinza, comida de cualquier tamaño.

Practica un poco… y a comer.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Cocina
Ultima modificación: 07/23/2012