Cómo cortar jamón serrano

Es posible que alguna vez hayas recibido como regalo un jamón entero, o incluso que te hayas lanzado a comprar uno, pero, llegado el momento, ya en casa, fijes tu vista en el delicioso manjar sin imaginar cuál es la forma correcta de cortarlo. Si dispones del material correcto, te lo vamos a poner sencillo. No tienes más que seguir los pasos que te explicamos a continuación.

Necesitas:

  • Un cuchillo jamonero que esté convenientemente afilado.
  • Un cuchillo ancho (bien afilado).
  • Un jamonero.
  • Una chaira o afilador (opcional, para el mantenimiento del cuchillo).
  • Un cuchillo de deshuesar (también opcional).

Procedimiento:

  1. Coloca el cuchillo en el jamonero poniendo la pezuña hacia arriba. Ha de quedar fijo y estable.
  2. Retira la corteza y el tocino exterior con el cuchillo ancho (si es para consumirlo todo en el día, quita toda la corteza y el tocino de fuera; si no, quita solo la parte necesaria para la ración que vayas a cortar). Da un corte profundo en la caña.
  3. Agarra el cuchillo jamonero, pero siempre con precaución. El cuchillo jamonero es grande, de unos 45 cm de largo, estrecho, flexible y, sobre todo, muy afilado, así que puede llegar a ser en extremo peligroso. Pon la mano SIEMPRE detrás del sentido del corte. Empieza, partiendo del corte que hiciste en el paso anterior, a sacar lonchas de la maza (la parte principal, superior, la más gruesa). Puedes combinar con lonchas de la punta y el codillo. Corta tan fino y uniforme como puedas.
  4. Al llegar al hueso de la cadera, corta hacia abajo con el cuchillo de deshuesar (si lo tienes) para extraer la carne cercana al hueso de forma limpia. Lo que está pegado al hueso, córtalo en taquitos.
  5. Acabada la carne de la maza, da la vuelta al jamón y haz lo mismo que antes con la contramaza o babilla (la zona inferior), hasta que agotes la carne de ese lado, que estará más dura.
  6. ¡Buen provecho!

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Cocina
Ultima modificación: 07/23/2012