Cómo hacer sangría

Cuando llega esa época del año en la que el calor aprieta, las ganas de trabajar se ven reñidas con las de pasar las tardes y noche al fresco acompañados de familiares y amigos y, por supuesto, con una buena bebida refrescante. Si existe una bebida típicamente española, esa es la sangría, que llena las terrazas de todo el país desde mediados de la primavera hasta pasado ya el verano. Refrescante y sabrosa, la sangría le pondrá ese punto de dulzura a las noches de verano. Además, la sencillez de su preparación permite que en cualquier momento se pueda fabricar más cantidad.

  • Tiempo de preparación: 30 minutos

Ingredientes para 4 personas:

  • Vino tinto
  • Zumo de limón
  • Zumo de naranja
  • Azúcar
  • Trozos de frutas al gusto (melocotón, uva, pera, manzana…)
  • Hielo
  • Licor (vermut rojo o brandy)

Preparación

  1. La preparación de esta bebida es bastante relativa, ya que cada persona puede prepararlo como más le convenga. Lo habitual es que por cada litro de vino se añada medio litro de zumo de frutas y unos 10 ml de licor. Sin embargo, como se ha apuntado anteriormente, el resultado final depende del gusto de cada persona.
  2. En un recipiente, vierta el vino tinto y los zumos de limón y naranja. A continuación, añada los trozos de fruta y el licor. Deje el azúcar para el último paso, ya que algunas frutas son muy dulces y puede que sea suficiente. Vaya añadiendo el hielo a medida que la bebida vaya perdiendo frescor.
  3. Aunque tradicionalmente la sangría tiene un color rojo oscuro, últimamente se ha querido innovar y muchos expertos en esta bebida han querido darle un toque exótico. Pruebe a añadir un poco de licor de colores (por ejemplo, el azul) y obtendrá una bebida innovadora pero con el sabor más tradicional de la pura sangría española.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Cocina
Ultima modificación: 06/26/2012