Cómo hacer un molde para pastel

Hacer tartas y pasteles puede ser muy divertido y es genial para cualquier fiesta o celebración, todo el mundo queda encantado y agradecido, sobre todo si está riquísimo, pero ¿quedan impresionados? Hoy no hablamos de recetas de cocina ni de trucos para conseguir el mejor pastel, sino para conseguir el pastel más original por su forma.

Para cocinar cualquier pastel necesitas un molde y seguramente ya tendrás alguno en casa pero lo más probable es que tenga una forma muy simple y típica: un molde redondo o un molde cuadrado. Si lo que quieres es cocinar una tarta muy especial con una forma divertida necesitas un molde que se adapte a esa idea. Los moldes con formas también los puedes comprar en algunas tiendas, pero suelen ser muy caros y las formas que ofrecen puede que no coincidan con lo que tú buscas, así que la mejor idea es ¡fabricar tu propio molde!

Crear tus propios moldes con formas a base de juguetes o figuras que tengas en casa, puede ser una manera creativa y menos costosa para diseñar y hornear tu creación personal. Y lo mejor de todo es que fabricar tus moldes personalizados es increíblemente sencillo y además solamente necesitas papel de aluminio.

Prueba a crear moldes con forma de corazón para San Valentín, con forma de raqueta de tenis para un amigo o familiar deportista, con la forma de un mando de videoconsola para tu pareja o tu hijo; o puedes también hacer pasteles con formas más… pícaras. Elijas la forma de molde que elijas seguro que sorprendes a tus invitados.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Cocina
Ultima modificación: 04/15/2013