Cómo hacer una sopa de cebolla

Ingredientes (para 6 personas):

  • 1 kg de cebollas.
  • 1 vaso (200 cl) de aceite de oliva.
  • 2 l de caldo de pollo.
  • 1 cucharada sopera de vino blanco
  • Pimienta.
  • Sal.
  • Tomillo.
  • 150 g de queso curado (por ejemplo Manchego) rallado.
  • Pan tostado o frito cortado en rebanadas finas.
  • Harina (opcional).

Preparación:

En primer lugar, pela las cebollas y córtalas en rodajas bien finas. Pon aceite a calentar en un sartén y las vas rehogando con el aceite de oliva, la sal y la pimienta, dorándolas ligerísimamente. Una vez rehogadas, agrega un poco de agua y una cucharada sopera de vino blanco y déjalas cocer muy despacio hasta que queden transparentes (unos 5 minutos, aproximadamente). Opcionalmente puedes espolvorear harina sobre la cebolla antes de añadir el agua y el vino, y darle unas cuantas vueltas con una cuchara de madera para removerla bien.

Aparte, en una cazuela, pon los dos litros de caldo de pollo añadiendo el tomillo, sal y pimienta. Cuando la cebolla esté lista, añádela inmediatamente y pon todo a hervir a fuego lento por un espacio de 25 minutos.

Transcurrido el tiempo de cocción, sirve las raciones en cuencos individuales que sean resistentes al horno. En cada uno de ellos, coloca por encima un par de rebanadas del pan tostado (o frito, según prefieras) y rocía el queso rallado, espolvoreando por toda la superficie. Después gratina los cuencos en el horno durante media hora o hasta que veas que está el queso bien gratinado y sirve caliente en el mismo cuenco.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Cocina
Ultima modificación: 07/23/2012