Cómo hacer una tarta de limón y merengue

La tarta de limón y merengue es el perfecto aliado para aquellas personas que no son muy amantes de los postres demasiado dulces y empalagosos. En esta receta, el principal ingrediente, el limón, actúa como un agente que suaviza el dulzor y aporta un toque más ácido. Si quiere a prepararla, no tiene más que seguir los pasos que le indicamos a continuación:

Tiempo de preparación y cocción: 60 minutos

Ingredientes para 4 personas para la masa

  • 300 gramos de harina
  • 150 gramos de mantequilla
  • 100 gramos de azúcar glas
  • Ralladura de un limón
  • 2 yemas de huevo
  • 1 vaso de leche
  • Sal

Ingredientes para 4 personas para el relleno y el merengue

  • 4 limones
  • 6 huevos
  • 4 claras de huevo
  • 450 gramos de azúcar
  • 200 mililitros de nata
  • 100 mililitros de agua

Elaboración

Para preparar la masa de su tarta de limón y merengue, ponga en un recipiente la mantequilla con el azúcar glas, las yemas de los huevos, la levadura, la ralladura de limón y bátalo para que se mezcle todo. Después, agregue la leche y vierta lentamente la harina y un poco de sal. Amase la pasta resultante hasta obtener una masa con una textura homogénea y sin grumos. Cúbrala con un trapo húmero y resérvela en el frigorífico mientras prepara el relleno.

Para preparar la crema, bata los huevos con el azúcar y añada el jugo de los limones junto a la ralladura. Agregue a continuación la nata, mézclelo bien y compruebe que el relleno no queda demasiado ácido. Resérvelo para más tarde.

Saque la masa del frigorífico, estírela con la ayuda de un rodillo e introdúzcala en el molde dejando más cantidad en los bordes que en el centro, a continuación, cúbrala con papel de horno y coloque legumbre o algo pesado que pueda introducir en el horno. Métala en el horno precalentado a 170º C durante 20 minutos. Pasado este tiempo, reduzca la intensidad del horno a 150º C y retire el papel y el peso que cubre el molde. Deje cocer la masa diez minutos aproximadamente. Sáquela para que se enfríe.

Cuando esté fría, vierta la crema en el centro de la masa y extiéndala el resto de la tarta. Vuelva a meterla en el horno hasta que la crema se cuaje.

Para el merengue, bata las claras de huevo hasta alcanzar el punto de nieve, después añada el azúcar y siga batiendo hasta que adquiera el aspecto típico del merengue. Colóquelo sobre la tarta con la ayuda de una manga pastelera e introdúzcalo en el horno en el programa de gratinado a 90º C para que se seque. Deje que se enfríe la tarta y sírvala.

¡Buen provecho!

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Cocina
Ultima modificación: 06/28/2012