Cómo preparar salsa blanca

La salsa blanca, o bechamel, es una salsa muy famosa y muy fácil de preparar. Tanta es su fama, que países como Francia e Italia se atribuyen los derechos de su invención. Lo cierto es que esta deliciosa salsa gusta tanto a los niños como adultos y podemos encontrarla en una infinidad de platos de pasta, pizza, verduras, pescados y gratinados. En los últimos años, su fama le ha servido para que se experimente añadiendo ingredientes a la receta original dando lugar a exquisitas salsas completamente nuevas, por ejemplo la villaroy o la mornay. Aunque podemos encontrarla en la mayoría de supermercados, la elaboración de la salsa blanca no es ningún secreto. ¿Quiere aprender a prepararla? Nosotros le enseñamos cómo.

  • Tiempo de preparación y cocción: 10 minutos

Ingredientes para 4 personas:

  • 250 gramos de harina
  • 1 taza de leche
  • 50 gramos de mantequilla
  • Sal
  • Pimienta

Elaboración:

Para comenzar a preparar su salsa blanca, ponga una cacerola pequeña al fuego e introduzca la mantequilla para que se derrita. Introduzca la harina y deje que se forme una especie de crema, remueva constantemente con una cuchara o pala de madera. En una cacerola aparte, ponga leche a calentar y cuando esté hirviendo, viértala en la cacerola con la harina y la mantequilla. Siga removiendo lentamente para que su salsa blanca espese. Cuando haya alcanzado el punto que desee, aparte la cacerola del fuego y salpimiente su salsa al gusto.

Consejos: utilice su salsa blanca para condimentar platos de pescado con verduras o sobre huevos cocidos, les dará un toque extraordinario.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Cocina
Ultima modificación: 06/26/2012