Cómo preparar un queso feta

El feta es un tipo de queso originario de Grecia y producido por lo general con leche de cabra, aunque también se encuentran otras variedades elaboradas a partir de leche de vaca y oveja. Su uso está muy extendido en platos como ensaladas y pizzas, aunque en este país también se sirve como plato principal en las comidas. Su sabor es delicioso, con un toque salado y su textura inigualable. ¿Quiere aprender distintos platos en los que incluir su queso feta fácilmente en su casa?

Aquí tiene dos de nuestra recetas para preparar un queso feta que no tendrá nada que envidiar a los mejores platos griegos.

Primera receta: Tostadas de queso feta y berenjenas

Tiempo de preparación: 20 minutos

Dificultad: fácil

Ingredientes para 4 personas:

  • 200 gramos de queso feta
  • 8 tostadas de pan crujiente
  • 2 berenjena grande
  • Aceite de oliva
  • Albahaca fresca
  • Vinagre de Módena

Elaboración:

Enjuague las berenjenas y córtelas en rodajas finas para pasarlas por una plancha o una sartén con un poco de aceite de oliva. Al mismo tiempo, tueste las tostadas de pan hasta que alcancen el punto deseado. Cuando el pan esté listo, reparta las rodajas de berenjena en las tostadas, disponga el queso feta encima y decore sus tostadas con un poco de aceite de oliva, albahaca fresca y vinagre de Módena para darle un sabor especial.

Segunda receta: queso feta al horno

Tiempo de preparación: 30 minutos

Dificultad: fácil

Ingredientes para 4 personas:

  • 300 gramos de queso feta
  • 100 gramos de tomates cherry
  • 100 gramos de aceitunas
  • 1 cebolla fresca
  • Orégano
  • Tomillo
  • Albahaca fresca
  • Aceite de oliva

Elaboración:

Precaliente el horno en el programa de grill a 200º C y en un recipiente para horno, coloque un papel vegetal apto para hornos y encima un fondo de cebolla fresca cortada en rodajas, coloque el queso feta entero encima de la cama de cebollas y decore los bordes con los tomates cherry. Espolvoree la superficie del queso con el orégano y el tomillo. Vierta un poco de aceite de oliva, cubra el queso con el papel vegetal e introdúzcalo en el horno durante siete u ocho minutos. Sírvalo en un plato y acompáñelo de pan crujiente o pan de pita. ¡Ya está listo!

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Cocina
Ultima modificación: 06/28/2012