Receta americana de salsa barbacoa

La salsa barbacoa se utiliza típicamente para realzar el sabor de la carne hecha a la brasa, pero también puede usarse para cualquier otro alimento que se ponga en la parrilla. Suele ser bastante densa y tiene un sabor ligeramente agridulce. No se conoce su origen exacto, pero parece proceder de alguna isla del caribe en los tiempos de Cristóbal Colón. Sin embargo, se ha hecho muy popular en los Estados Unidos, probablemente porque la primera salsa barbacoa comercial se hizo en Atlanta (Georgia, EE.UU). Allí existe una gran variedad de sabores y de tipos, desde la Lexington a la Kansas City.  No es muy habitual encontrar recetas en los libros de cocina, pero vamos a explicarte aquí como puedes elaborar una sencilla salsa barbacoa a la americana, basada en el tipo Kansas, de forma casera.

Ingredientes (para aproximadamente un tercio de litro de salsa):

  • 3 cucharadas soperas de vinagre de manzana.
  • 2 cucharadas soperas de zumo de manzana.
  • 1/8  de litro de kétchup.
  • 1/8 de litro de agua.
  • 2 cucharadas soperas de azúcar blanco.
  • 1 cucharada sopera de sal.
  • 1 cucharada sopera de chile en polvo.
  • 1 cucharada sopera de pimienta cayena en polvo (opcional).

Preparación:

En un recipiente no muy grande (un bol con capacidad suficiente para todos los ingredientes), vierte por este orden 1/8 de litro de kétchup, la misma cantidad de agua, dos cucharadas soperas de zumo de manzana, dos cucharadas soperas de azúcar blanco, una cucharada sopera de sal y, si lo quieres más picante (lo recomendamos), una cucharada de pimienta cayena en polvo. Remuévelo todo bien, mételo en un bote que se pueda cerrar y mantenlo refrigerado hasta el momento de consumirlo.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Cocina
Ultima modificación: 07/23/2012