Clases de bailes y clubes nocturnos en Houston

A primera vista parece que la gracia del baile fue esparcida al azar entre los seres humanos, y que solo a unos pocos les está reservado el don de acoplar sus cuerpos a los ritmos musicales.

Sin embargo, hay muchas formas de romper la mala suerte, que van desde el aprendizaje individual mediante la observación de otros bailadores, hasta la más común y efectiva que es asistir a salones donde se imparten clases sobre cómo enseñar al cuerpo a bailar.

La ciudad de Houston cuenta con una red de academias que invitan a intentar infinidad de bailes, muchas de las cuales priorizan los géneros conocidos como de salón, entre los que se encuentran los ritmos latinos del tango y la salsa, mientras que otras se dedican a cultivar los más diversos estilos como la danza africana y el ballet.

Entre las primeras destacan varias como la Houston Dance Factory, ubicada en los barrios de Gulfton y Sharpstown, en donde se imparten clases de baile para todas las edades y diferentes niveles de habilidades por un precio razonable. Salsa y bachata son algunos de los géneros que reciben los estudiantes, con una atención detallada para cada uno aunque las clases se ofrecen en grupos numerosos. Aprender a bailar y hacer nuevos amigo, además de pasar un rato divertido, están entre las ventajas de asistir a este lugar.

En cuanto a la segunda categoría de academias, uno de los ejemplos más peculiares se encuentra localizado en el barrio The Heights. Se trata de NiaMoves, cuyas anfitrionas tienen como meta una acción neuromuscular integradora mediante técnicas danzarias diversas, y ejercitación corporal a través de prácticas como el yoga y el tai chi. Quienes lo han visitado afirman que resulta una vía segura y divertida para mantener el cuerpo en forma y la mente sana.

Otra curiosa institución para aquellos interesados en explotar las potencialidades de su cuerpo mediante la danza, es el estudio PolelaTeaz que enseña nada menos que la danza de barra o “pool dancing”, apreciada por el sensual jugueteo de las chicas alrededor del poste. Modos de hacerte más sexy y flexible, así como los diferentes movimientos y posiciones de este tipo de baile, están entre las cuestiones priorizadas en un día de clases de este curioso lugar.

Pero la prueba de fuego es en el club, donde los aprendices deben demostrar si valió la pena invertir su dinero y su tiempo, lo cual no es inconveniente porque en esta ciudad texana abundan los sitios nocturnos donde hacer la tarea.

Uno de ellos, el Drink Houston, situado en el 7620 Katy Freeway, es uno de los sitios más explosivos de la ciudad. Está dividido en cuatro secciones y tiene varios espacios para bailar y disfrutar un trago. Las bebidas rondas los precios razonables y abundan las presentaciones de DJs.

“Si Ricky Martin, Jennifer López y Gloria Estefan están entre tus artistas preferido, dale un chance a la Metropolis Discotheque: tú y tus amigos disfrutarán mover las caderas al ritmo de nuestros DJs”. Con una peculiar invitación abre sus puertas este lugar, ubicado en el 8925 Richmond Avenue.

Dos opciones, y mil posibilidades. ¡Por el día lo aprendes y por la noche lo sueltas en la pista de baile!

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Danza
Ultima modificación: 05/08/2013