La historia de la danza de espada

Abanicos, pañuelos, varas, cintas… La historia de la danza está llena de objetos que acompañan la ejecución de los bailadores, más aún: que constituyen el centro del espectáculo coreográfico. Algunos, por supuesto, tienen la capacidad de asombrar, no solo por lo insólitos sino por la escasa relación que poseen con el mundo del arte.

Las espadas – ¿quién lo duda?- forman parte de ese grupo de objetos extraños. Sin embargo, sucede que ni son tan ajenos, ni tan inusuales, pues numerosas danzas en el mundo lo emplean como un elemento central de sus rutinas.

Jinju Geommu, es el nombre que recibe una popular danza de espada, en la región de Jinju, ubicada en Corea del Sur. Surgió hace alrededor de 660 años y en la actualidad forma parte del Patrimonio Cultural Intangible de su país.

Curiosamente, es ejecutada por mujeres con una belleza natural e intensa energía. Era presentada en ocasiones especiales, casi siempre asociadas a la realeza, a las que asistían las bailarinas vestidas con sombreros negros, faldas azules y blusas con largas y coloridas mangas, que se recogían al emplear las espadas.

Así describe este baile la Enciclopedia Web de Artes Escénicas de Corea:

“Siguiendo el tiempo del ciclo rítmico dodeuri (6/4), cuatro u ocho bailarinas se ubican en doble columna en el centro del escenario. Cada una baja su par de espadas separadas por fuera del área de los hombros. Están frente a frente en parejas, se mueven hacia adelante y se paran espalda con espalda.

Giran con las rodillas a medio doblar, ponen sus manos sobre sus caderas mientras que bailan en el lugar y se separan de nuevo a la vez que hacen hermosos movimientos con sus largas mangas.

Luego blanden sus espadas con gestos cada vez más dinámicos haciendo una demostración de golpes y pasos elaborados. Sus manos y brazos arrojan y recogen las mangas trazando líneas exquisitas en el aire. El movimiento yeonpungdae, con todas las bailarinas saltando hacia delante y hacia atrás al tiempo que hacen un círculo, es un espectáculo vibrante.

Cuando dan vueltas las bailarinas llevan firmes sus espadas bajo el brazo, blanden dos espadas en el aire, o tan solo la de la mano derecha, al tiempo que la otra es puesta rápidamente sobre el lado izquierdo de la cintura.”

Varios países europeos presentan danzas de espadas, que ejecutan de diferentes modos. Están los bailes individuales que incluyen el manejo de hojas, también los bailes de batallas ficticias que sustituyen los sables por otros objetos como palos, mientras que en otros como los de espada de desafío y tocado los ejecutantes se mueven unidos en cadena por sus espadas.

Aunque de alguna manera todas estas manifestaciones provienen de prácticas militares y de guerra, representa un buen ejercicio espiritual ver un arma mortal convertida en accesorio artístico.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Danza
Ultima modificación: 05/08/2013