La relación entre la frecuencia cardíaca y la música

La música, al igual que otros placeres relacionados con el gusto personal, puede tener un impacto positivo sobre la salud de los seres humanos, como han demostrado hasta el momento importantes investigaciones médicas y científicas. Específicamente los problemas asociados al corazón varían para bien o mal, de acuerdo a la música que escuche la persona.

La música está entre las primeras opciones para transformar cualquier estado anímico, ya sea que la persona esté enfadada, triste o alegre. Los acordes de una tonadilla conocida pueden alegrarnos el día y reducir el estrés, como mismo una música que sea considerada como bulliciosa y molesta puede conseguir niveles de irritación desfavorables para el cuadro de salud del ser humano.

Estudios de la Universidad de Oxford en Estados Unidos, demostraron que la frecuencia cardiaca de una persona tiende a aumentar o disminuir la frecuencia del ritmo cardiaco en relación al ritmo de la misma. Géneros como el rock, suelen incrementarlo. Además, la presión arterial también desciende en los pacientes que escuchan música de su preferencia más seguido.

Para quienes tienen relación con el mundo del arte resulta una práctica común adecuar su frecuencia cardiaca a la música que escuchan o interpretan, a diferencia del auditorio, que aunque lo hace involuntariamente, no logra los niveles de sincronización que el artista, el cual está habituado a la complejidad o sencillez de una pieza.

Otro descubrimiento importante desarrollado por doctores norteamericanos, consiste en la comprobación de que la música puede reducir el dolor en una persona aquejada de enfermedades cardiovasculares. Todo indica a que la exposición a melodías placenteras disminuye de manera considerable el estrés asociado a la estancia en instituciones hospitalarias.

La música está ligada a la humanidad desde sus inicios, no por gusto fue una de las primeras manifestaciones culturales y artísticas que desarrollaron los pueblos originarios. Por eso no es de extrañar, que esté vinculada de manera estrecha a sus emociones más íntimas y que incida tanto sobre la salud del hombre, incluso desde edades tan tempranas como la gestación materna.

En efecto, muchas melodías de tribus y asentamientos, semejan el latido del corazón mediante la percusión. Tal vez porque así como el corazón es el órgano más importante para la vida humana, el que la mantiene saludable y funcionando todo el tiempo, la música sea la que bombea la vida a través de toda la cultura y el arte de la humanidad desde que surgió como una necesidad del cuerpo y el alma.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Danza
Ultima modificación: 05/08/2013