Los tipos de iluminación del pasillo que se utilizan en un auditorio

Como auditorio, muchas veces no nos percatamos de los pequeños detalles que nos hacen sentir más cómodos en un cine o en un teatro. Cuando el lugar está sucio, cuando los asientos son confortables, cuando el sonido nos llega sin estruendo pero con claridad…

Cuando los factores nos afectan, o nos benefician, directamente sentimos que ha sido una horrible velada, o por el contrario, maravillosa. Sin embargo, nadie se pregunta por el sistema mecánico de la puerta hacia el lobby, que sus hojas ni se tocan ni hacen ruido para no interrumpir cada vez que alguien sale. Tampoco se preguntan por qué es tan fácil encontrar la salida cuando todo está aún oscuro, o por qué las luces no se apagan de golpe, sino gradualmente.

Un sistema de iluminación bien articulado, en los cines y teatros, es tan importante como un asiento acogedor. Gracias a la relevancia que cada día con más fuerza, le dan los diseñadores y arquitectos a la luz dentro de la obra, los sistemas de alumbrados internos se vuelven cada día más sofisticados y efectivos.

Es importante, como afirma Orquídea Vara en su blog Kya, conocer que “la iluminación arquitectónica y teatral son dos tipos de iluminación muy diferentes. La arquitectónica se ocupa de iluminar los lugares donde la gente vive el día a día, y en el caso de una sala, o un teatro, ocupa todo el lugar, menos el escenario.

En cambio, la iluminación que va directamente al escenario es la iluminación teatral, y aunque se llame teatral no tiene por qué ser de una obra de teatro, sino que también es la usada en conciertos, presentaciones, recitales de danza, y algunos espectáculos”.

La sala principal y los pasillos, son los puntos más importantes en los que hay que priorizar un sistema de luces adecuado. Para el primero suele utilizarse cualquier tipo de luz arquitectónica, pues el objetivo principal es brindar claridad para que el auditorio se sitúe en los asiento. Por lo general se emplean sistemas regulables para que el tránsito de la luz a la oscuridad, y viceversa, no sea intenso y dañe los ojos del espectador.

En cuanto al pasillo, son necesarias las luces de orientación, que favorecen la percepción mediante la creación de puntos y líneas de luz para que actúen como señales, pues la iluminación del espacio es secundaria.

Por último, las luces de pasos de escalera son muy importantes, sobre todo en instalaciones con más de un piso. Se colocan en el frente de cada escalón, de manera que ilumine al de abajo y el cliente sepa dónde comienzan y terminan los niveles escalonados.

El confort suele estar allí donde menos lo vemos y notamos.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Danza
Ultima modificación: 05/08/2013