Sencillos pasos de bailes para niños

Enseñar a los niños a ver el mundo a través de la danza, es una buena manera de que desarrollen habilidades físicas y espirituales desde que son pequeñitos. En los primeros años de vida, casi no habrá diferencias entre jugar y bailar, así que la danza se convierte en una actividad lúdica y no artística.

Otra conclusión, es que no se trata de que los niños conozcan las canciones sino que las asocien con algún sentimiento o acción en específico para que se embullen a participar mediante la repetición de rutinas que ya conocen.

Entre los “pasos” que pueden incluirse en una clase de kindergarten, se encuentran algunos bien simples como:

–       Aplaudir con las manos y flexionar las rodillas

–       Colocar las manos en la cintura y marchar en el lugar

–       Cruzar las manos y trazar círculos con los brazos

–       Hacer palmas a los lados, dirigiendo el cuerpo hacia la derecha y hacia l izquierda

Lo mejor es usar tanta música como sea posible para que se familiaricen desde pequeños con los ritmos. También hay que ayudarlos a que los sigan, y animarlos con canciones alegres y entretenidas aunque no sean específicamente infantiles. Es común organizarlos en círculo para que interactúen con los otros pequeños, y encuentren más divertido los actos de saltar o dar vueltas que les propone el maestro.

El empleo de accesorios musicales llamativos como pequeños tambores, panderetas u otros artículos como cintas, favorece su interés por participar en el baile.

Combinar los cuidados tradicionales, con técnicas danzarias distintas, puede ser una novedosa actividad para ellos, que se sentirán motivados a participar en algo que los divierte mucho más que sentarse con juguetes. A esa edad los niños contienen una gran energía, que vale la pena invertir antes de que llegue la noche.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Danza
Ultima modificación: 05/08/2013