Trajes de disco dance de 1970

¿Quién no recuerda los años 70?  Quienes los vivieron sienten una especie de dulce nostalgia, quienes escucharon sobre ellos, sienten que nunca han estado en una fiesta de verdad. La música disco, las luces de colores, los movimientos delirantes y la ropa variadísima que pintó las calles de todo el planeta.

La moda disco fue tan hedonista y sensual como su música. Una verdadera explosión de la extravagancia y la incoherencia… al menos en lo apariencia, porque en realidad nada tenía más sentido que aquellas imágenes estrafalarias con la mentalidad juvenil y desbordada de quienes la vestían. Especialmente la noche se convertía en un carnaval de coloridos y texturas.

Si consideramos que las décadas anteriores se caracterizaron por una manera de vestir sobre todo conservadora –aun cuando el pop en los años 50 movió un poco el panorama fashion- , es posible comprender esta explosión de estilos diferentes, basados muchas veces en la transgresora tendencia unisex, que comenzó a predominar desde entonces.

Para las mujeres terminó la tendencia púdica en el modo de llevar algunas prendas como las sayas, que fueron algo así como objetos de experimentación. Aparecieron de todos los tamaños, desde las mini hasta las maxifaldas, aunque estas se diferenciaban por completo de las que habían estado en boga hasta el momento.

El mundo de la moda se transformó, y como plantea Raquel T.G, en su artículo Los años 70: fiebre de disco: en esta etapa los grandes mitos como Dior, Balenciaga y Chanel, fueron cayendo, pues aunque sus casas y prestigio se mantuvieron, la juventud de la época prefería vestir más cómodamente y seguir otras tendencias más ligadas a su mentalidad liberal y progresista.

Para los hombres se inició un universo de oportunidades y diversidad. Aparecen los trajes de poliéster a lo “John Travolta”, pero también los pantalones de pata de elefante y las camisetas muy ajustadas.

Los materiales exóticos como las lentejuelas y hasta el plástico se convirtieron en recursos habituales para decorar los atuendos, y los zapatos de tacones y plataformas de hasta 4 pulgadas irrumpieron en la escena del calzado. La originalidad estuvo a la orden del día.

Vale aclarar que la moda disco coexistió temporalmente con otras igualmente transgresoras y populares entre la juventud, como fue la cultura hippie y la punk. Entre todas, a partir de la influencia mutua y la retroalimentación conformaron un colorido mosaico de estilos. En definitivas, a todos los unía el amor por la libertad y el completo desprecio por lo conservador y pacato.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Danza
Ultima modificación: 05/08/2013