Cómo enseñar soccer a niños pequeños

Aunque existen academias y escuelas vespertinas especializadas en la enseñanza de los principios básicos del soccer a niños pequeños, con un poco de paciencia y mucho empeño casi cualquier adulto interesado podría lograr buenos resultados en el patio de su casa o en un parque cercano.

Muchos creen por error que la enseñanza del soccer se inicia enseñando al chico a patear con fuerza la pelota hacia un objetivo –la portería en este caso-. Craso error. La portería, como también se le llama, es una meta a alcanzar.

Antes de lanzar a puerta, primero el chico tendrá que detener el balón cuando alguien se lo pasa. Requerirá paciencia por parte del instructor, pero con tres o cuatro años cualquier niño lo suficientemente estimulado puede aprender a parar un balón cerca de sus pies cuando lo recibe. Por cierto, un estímulo moral como una frase de aprobación y hasta algún caramelillo al final de la sesión le servirán de acicate.

Toda vez aprendida la esencia conceptual y práctica de controlar un balón, trataremos de enseñar al crío a desplazarse con la pelota por la cancha o prado. Fundamental accionar didáctico en aras de desarrollar habilidades primarias y aprehender la esencia del balompié.

La enseñanza y práctica de estos ejercicios, por separados y en combinación, resultará de gran importancia para el joven aprendiz. Solo después de dominarlos con mayor o menor destreza, habrá llegado a su primera versión de la meta. Podemos enseñarlo entonces a patear contra una portería.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Deporte
Ultima modificación: 07/23/2012