Cómo hacer giros en paralelo al esquiar

Esquiar puede llegar a ser una actividad muy divertida…una vez que has dominado la técnica y puedes bajar con seguridad por las pendientes. Como en todos los deportes, la técnica se va aprendiendo de manera progresiva y con mucha práctica, por lo que no debes sentirte frustrado si al principio no logras esquiar como quisieras. Mantenerte en pie, controlando los esquís mientras te deslizas por una pendiente, no es precisamente una tarea sencilla.

Una de las cosas que aprendes cuando ya comienzas a dominar los esquís es el giro en paralelo. Esto no es más que tomar una curva manteniendo los esquís alineados uno al lado del otro. Esta última característica es la principal diferencia entre este tipo de giro y el que comúnmente se le enseña a los principiantes: el giro en cuña, en el que las puntas de ambos esquís se mantienen juntas mientras se separan sus extremos posteriores. En el giro en paralelo, como ya se mencionó, los esquís se mantienen juntos y se apoyan en el mismo canto al momento de hacer el giro.

Existen varios métodos para aprender a girar en paralelo. Uno de ellos es una progresión  gradual del giro en cuña al paralelo, en la que se comienza haciendo giros en cuña y levantando ligeramente el pie interno hasta que se domina el hecho de que, en este tipo de giro, el peso debe estar en el pie externo mientras el interno está prácticamente ocioso. Luego de practicar varias series de giros en cuña en los que se levanta el pie interno, deberías notar que, al volver a apoyar el pie, el esquí tiende a ponerse en paralelo. Finalmente, el estudiante aprenderá a girar con los dos esquís en paralelo.

En esencia, lo que hay que tener en cuenta para hacer giros en paralelo es los siguiente:

  • Se deben hacer a una velocidad mayor que los giros en cuña. Si no, no salen.
  • Las piernas deben estar flexionadas y el peso debe estar apoyado en el pie externo.
  • Ambos esquís estarán ubicados uno junto al otro y se apoyarán ambos en el mismo canto.
  • Los brazos deben estar un poco separados del cuerpo para contribuir al equilibrio.

No importa a quién le preguntes, todos los que han esquiado por algún tiempo y dominan el deporte te dirán que, para aprender a girar en paralelo hacen falta tres cosas: contratar a un instructor, tener paciencia, y practicar mucho.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Deporte
Ultima modificación: 07/19/2012