Cómo hacer un disfraz de colegiala

El disfraz de colegiala es uno de los preferidos por muchas mujeres debido al estilismo atrevido y sexy que se puede conseguir con unas prendas de vestir sencillas y, a priori, fáciles de conseguir o confeccionar. La difusión de la moda anime y el manga japonés han revalorizado este disfraz tradicional, introduciendo el aspecto picante con diversas variantes. Muchos hombres también recurren, por motivos similares, a escogerlo entre sus favoritos cuando deciden disfrazarse de mujer.

Para realizar un disfraz de colegiala necesitaremos, en primer lugar, una camisa blanca y con botones, de manga larga o corta, que puede ir abotonada y corta sobre la cintura o anudada para mostrar el ombligo. También es fundamental conseguir una falda tableada, con un largo que alcance la rodilla, preferentemente a cuadros. Puede ser lisa o más corta, según el tono atrevido o no que decidamos imprimir al estilismo.

A partir de estos dos elementos, ya tenemos configurado el atuendo principal, al que podemos añadir una corbata de estampado o aspecto similar al de la falda. Otros elementos, como una mochila escolar, resaltan el carácter estudiantil del personaje. Una rebeca de lana anudada a la cintura o sobre los hombros tampoco desentonan. Los zapatos, sin tacón o escaso tacón, con calcetines largos o calcetas de color.

El maquillaje, en caso de usarlo, debe ser suave, sin demasiadas estridencias.

El peinado debería ir acorde con las recomendaciones de los centros de enseñanza: sin estridencias, recogido con colas de distinto tipo y de colores naturales. Una cara lavada y el pelo apartado del rostro coinciden con el aspecto que todos recordamos.

 

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 12/21/2012