Cómo colocar la cinta en la guirnalda de un árbol de navidad

Existen varias formas de decorar con guirnaldas un árbol de navidad. Evidentemente, el tipo de adorno que escojamos determinará, una vez acabado el proceso, que presente un aspecto más elegante y formal o si preferimos un look más desenfadado y divertido.

Podemos incluso fabricar nosotros mismos las guirnaldas con todo tipo de materiales caseros: papeles, plásticos, hilos y cordeles, palomitas de maíz… Convenientemente procesados, podemos conseguir sorprendentes resultados.

Para poner las guirnaldas en el árbol, el proceso implica necesariamente dos pasos, independientemente de la forma en que decidamos decorarlo: emplazar un soporte adecuado o una escalera junto al árbol, siempre adaptada a sus dimensiones, y disponer de los utensilios necesarios junto a ella. Debemos contar con tijeras, la cinta o cintas escogidas y si, lo considera oportuno, alambre fino para asegurar los extremos.

El proceso se inicia cortando varias tiras de unos 30-40 cm de longitud mayor que la altura de nuestro árbol. Cuatro o cinco tiras pueden ser suficientes. Si preferimos un aspecto más formal, debemos disponerlas en una posición vertical desde la cúspide hacia las ramas inferiores, anudando los extremos de la cinta de forma que se aproximen hacia el tronco.

Por el contrario, si las enrollamos entre las ramas, obtenemos un acabado más desenfadado. En este caso, podemos optar por mantener una misma orientación del giro, realizando una espiral descendente. Es muy importante que comencemos con una tira y continuemos enrollando la siguiente junto al punto donde se acabó la cinta anterior. Para ello acudiremos al número de tiras necesario para completar la superficie del árbol, incluyendo la base del mismo, donde podemos estrechar la distancia entre tiras.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 12/21/2012