Cómo hacer decoraciones de navidad con algodón

Debido a su aspecto esponjoso y su color blanco, el algodón se convierte en uno de los elementos imprescindibles para confeccionar adornos caseros durante las fiestas navideñas. Además, su bajo precio permite que podamos involucrar a los peques de la casa en todo tipo de aventuras creativas.

Las posibilidades son tantas como seamos capaces de imaginar, pues su similitud con la nieve permite acabados muy sugerentes que sin duda serán apreciados por todos.

Podemos realizar una corona de navidad con alambre, algodón y cordel blanco o cinta de raso blanco. Para ello, primero realizaremos un círculo de las dimensiones deseadas con el alambre, que podemos trenzar para que sea más fácil de cubrir. A continuación, vamos pegando trozos de algodón sobre la estructura hasta que adquiera un aspecto esponjoso. Finalmente, recubrimos con la cinta la corona, enrollándola para que sobresalga entre las espiras el algodón. En la parte superior hacemos una lazada decorativa y podemos dejar un trocito de alambre o hilo para colgarlo en la puerta o en el lugar que deseemos.

Otro proyecto sin demasiadas complicaciones es el de realizar muñecos de nieve, que conseguiremos fácilmente a partir de bolas de algodón circulares y de diferentes tamaños. Las pegamos para configurar el perfil característico y añadimos elementos como los ojos, nariz, bufandas, etcétera, con elementos reciclados como papel de colores, botones, trozos de tela…

Si tenéis discos de algodón para limpiar el maquillaje, podéis realizar unos maravillosos copos de nieve que decorarán cualquier tipo de superficie: ventanas, espejos, cortinas… Sólo tenemos que crear un patrón geométrico, dibujarlo sobre el disco y recortarlo. Con un espray plateado podemos darle un acabado más elegante.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 12/21/2012