Cómo hacer pavos de oreo

Llega el día de Acción de Gracias y deseamos deleitar a nuestros invitados con un gran pavo relleno que satisfaga la expectación creada sobre nuestras capacidades como cocinero. Pero, ¿por qué no sorprenderles con un detalle dulce que guste a grandes y pequeños?
La solución puede ser un pavo realizado a partir de galletas oreo, con ingredientes fáciles de conseguir en cualquier supermercado y que montaremos de forma muy sencilla.
Necesitaremos, evidentemente, galletas oreo, crema batida, golosinas o gomas de color amarillo y naranja, bolitas de chocolate y trozos cuadrados de chocolate. Podemos recurrir a bombones de diferentes formas y texturas, que solucionan las formas que podemos necesitar y aportan un toque exquisito a la receta. Las bolas de chocolate podemos encontrarlas también ya fabricadas o recurrir a frutos secos recubiertos.

Para la cola del pavo, abrimos una galleta y fijamos las gominolas utilizando la crema como pegamento. Cuando estén colocadas, volvemos a cerrar con la parte que habíamos retirado.

A continuación, usamos la crema del relleno como base para fijar la cola que ya hemos montado y el cuerpo de nuestro animal, un trozo de chocolate, que ponemos sobre otra galleta. Sobre el trozo de chocolate ponemos crema y pegamos una bolita de chocolate, que será la cabeza del pavo. Las alas, las pegamos con crema al cuerpo y serán dos gominolas. Sólo nos queda hacer el pico, patas y ojos con crema o con otros productos como glasa real, virutas de chocolate o zanahoria cortada.

Aunque estemos llenos y satisfechos después de la suculenta comida, todos querrán probar este postre.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 12/21/2012