Cómo hacer un altar con cajas de zapatos

Tanto si lo que perseguimos con esta actividad es conseguir un elemento para honrar a nuestros seres queridos difuntos, como completar la decoración de nuestra casa, la construcción de un altar casero resulta bastante sencilla si recurrimos al empleo de una caja de zapatos como estructura básica.

Necesitaremos, evidentemente, una o varias cajas de zapatos, tijeras, papel y cola para endurecer la superficie, pinturas, cartón y papel de colores para el acabado final de nuestro altar. En primer lugar, revestimos tanto el interior como el exterior de la caja con la mezcla de tiras de papel con cola, que al secar proporcionan mayor rigidez a la estructura. Cuando se haya secado completamente, podemos recortar una moldura decorativa de cartón a modo de remate para la parte superior. Podemos disponer nuestro altar con el lado corto o largo de base, según nuestras preferencias. Tras decidir este punto, pegamos la moldura y la recubrimos con papel y cola. Si queremos darle relieve a alguno de los motivos, podemos hacerlo en este momento. El acabado de la estructura se realiza mediante la combinación de técnicas: podemos forrar el interior con una tela de aspecto lujoso, como raso o tercipelo; pintar la superficie exterior o forrarla con papel de colores y elementos de diseño. El hueco interior que hemos creado permite alojar una fotografía de nuestros seres queridos, algún elemento personal o favorito, como su música preferida o lo que consideres oportuno. Un pequeño portavelas completará este lugar para el homenaje y la memoria.

Si deseamos que el altar tenga otras finalidades relacionadas con usos esotéricos, como la práctica de diversos tipos de magia, sólo tenemos que adecuar el acabado al tipo de ritual y completar con los elementos necesarios la escenografía.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 12/21/2012