Cómo hacer un disfraz de abuela

Los disfraces de abuela son muy divertidos y fáciles de hacer, una de las formas de hacerlo a la que recurre habitualmente la gente es pedirle directamente prendas viejas a su propia abuela, y con este gran truco solamente nos quedaría preparar nuestro pelo y la cara, para parecer una abuela de verdad.

Para tener un pelo blanco, rizoso y a fin de cuentas digno de una linda ancianita, la mejor idea que podemos tener es ponernos una peluca, cuanto mayor sea la calidad de la misma más cómoda será para llevarla durante una gran cantidad de horas, y por lo tanto más contentos acabaremos la noche de carnaval. Si escogemos una demasiado barata le dará a nuestro disfraz un toque rústico divertido, poco profesional pero a fin de cuentas divertido, pero podría apretarnos y darnos demasiado calor a lo largo de la noche.

Si llevamos el pelo largo podríamos, sin embargo, teñirlo de forma temporal con sprays de los que venden en las tiendas de disfraces, que nos dejarán el pelo del color adecuado durante unas horas sin dejarlo tocado para el resto de nuestra vida, que sería lo que ocurriría en el caso de utilizar un tinte permanente. También podemos coger un libro y lana blanca, y enrollar la lana alrededor del libro cientos de veces para después unir todas las puntas con otro trozo pequeño de lana, atándolas, y cortar los otros cabos. Este último truco nos daría una peluca muy asequible y es sin duda muy fácil de llevar a cabo.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 10/16/2012