Cómo hacer un disfraz de almeja

Vestirse para un evento como una almeja puede resultar un poco extraño, pero sin duda impactará a todos los asistentes cuando el disfraz haya sido confeccionado y diseñado adecuadamente. Este disfraz puede ser utilizado en la noche de Halloween, en la inauguración de un acuario o una fiesta temática de vida marina. Este traje también puede ser un buen disfraz en una exposición sobre la anatomía y forma de vida de este molusco.

Los pasos a seguir para su creación son:

  1. En un trozo grande de espuma, fácil de adquirir en tiendas de colchones, se dibujan dos valvas grandes que formarán la concha de la almeja; si se desea se puede crear un molde en un papel para después cortar la espuma, las valvas deberán ser unos centímetros mas pequeñas que la persona que va a usar el traje.
  2. En la misma espuma se hace un corte grande con forma de lengua; esta deberá ser aproximadamente tres cuartas partes del tamaño de la concha que se cortó anteriormente.
  3. En la parte posterior de la concha se unen las dos partes de la espuma con hilo de nylon transparente, formando una bisagra.
  4. Con elástico de dos centímetros de ancho se elaboran unos tirantes, éstos se unirán a la base del caparazón, colocando toda la estructura al frente de la persona. Las correas también pueden ser de Velcro para poder quitar y poner el traje con mayor facilidad.
  5. Con pintura gris y roja se pintan el caparazón y la lengua, la parte interna de la concha será de un tono rosado.

Al colocarse el atuendo, el usuario podrá caminar libremente con la almeja cerrada y con los brazos podrá abrirla gracias a la bisagra. Para complementar el disfraz, el usuario puede usar un pantalón y una sudadera del mismo tono que el caparazón y decorar el interior del molusco con una bola de unicel, simulando una perla.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 04/26/2013