Cómo hacer un disfraz de caverniciola en el Hogar

Los disfraces de cavernícola son muy típicos en todos los carnavales, y es que permiten disfrazar a cualquier persona de cualquier edad permitiendo con pequeñas variaciones que las chicas que buscan novio vayan de lo más provocativas o que un niño pequeño resulte de lo más gracioso con el mismo tipo de disfraz. El disfraz de cavernícola podemos hacerlo en nuestra propia casa buscando a través de internet patrones que nos darán la forma de los retales de tela que necesitamos para confeccionar nosotros mismos el disfraz que deseemos.

Los disfraces de cavernícola suelen cuidar muy poco el rigor histórico, ya que la gente los utiliza con medias, zapatos… todo tipo de cosas que no existían ni por asomo en aquellos años, pero claro está que ahí tenemos exactamente la gracia del disfraz, ya que aunque con poco rigor histórico este tipo de disfraz divierte tanto a pequeños como a grandes. Uno de los detalles habituales de este disfraz es un hueso, normalmente de plástico, que colocado sobre la cabeza hace de sujeción para los moños de las chicas.

También es normal llevar una porra, a modo de garrote hecho con madera, que recuerde las herramientas que estos utilizaban para cazar, pero hecho normalmente en plástico para evitar cargar con demasiado peso todo el tiempo que nos pasaremos en la discoteca o casa en la que esté planeada la fiesta de disfraces. Normalmente esta porra se compra hecha, pero podemos hacerla manualmente a base de gasas o de papel de periódico mojado que posteriormente dejaremos secar con la forma adecuada. Ahora solo nos falta pintar y… ¡listo!

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 10/16/2012